10 insectos que DEBES probar en México

10 insectos que DEBES probar en México

Los insectos no son una comida extraña para los mexicanos. Podemos presumnir que nuestro país cuenta con una gastronomía muy diversa con cientos de texturas y sabores.

El consumo de estos bichos, conocido como Entomofagia, se practica desde la época prehispánica. Y aunque han tenido que pasar miles de años para que su consumo se extienda, cada vez son más las personas que se interesan por los lugares en los que se sirven platillos con chinches y gusanos. Imagina sentir el crujir de un chapulín en tu boca o la viscosidad de un escamol… No suena nada apetitoso ¿verdad? Pero seguramente, si te animas a probar, podrás descubrir un verdadero manjar. Las formas en que pueden ser preparados estos gusanos son inmensas, pero además resultan muy nutritivas debido a su alto nivel de proteína. Si vas de visita por el interior de la República, no dejes pasar este tipo de gastronomía “exótica” que puede darte una gran sorpresa. 1.-Chapulines. Es uno de los insectos más consumidos en nuestro país. Se preparan desde la época prehispánica hirviéndolos unos minutos en agua o tostándolos en un comal. Se pueden consumir como botana, bañados con limón y chile. Los encuentras en el centro y sur del país. 2.-Acocil. Es un pequeño crustáceo rojizo, que se encuentra en peligro por la contaminación de su hábitat (lagos y jardines acuáticos). Sin embargo, no hay nada como un buen taco de este bicho, sazonado con salsa de chile guajillo y un poco de limón. Es común encontrarlo en la ciudad y el estado de México. 3.-Hormigas mieleras. Un poco desconocidas, pero dicen los que saben, que son exquisitas. Son difíciles de encontrar y generalmente se sirven vivas, ya que al morderlas, la esfera de miel que tienen en la cola libera un líquido dulce. Puedes probarlas en los estados del norte del país. 4.-Ahuautle. Es una chinche conocida como “amaranto de agua” debido a su tamaño y a su capacidad de reproducción en zonas lacustres. Las puedes encontrar en Xochimilco o zonas del Estado de México, Morelos, Hidalgo, Veracruz y Guerrero. Se preparan en tortitas con huevo, o simplemente, en tacos. 5.-Hormiga Chicatana. Son hormigas voladoras que en temporada de lluvia son capturadas para crear exquisitos manjares, principalmente en el estado de Oaxaca. 6.-Gusano de maguey. Es una larva de mariposa que, en época de lluvias, crece en las hojas, pencas y raíces del maguey. Son caros debido a que la extracción de dos o cuatro animales ocasiona la pérdida total de la planta. Se come frito o cocinado. Y es típico de Hidalgo, Tlaxcala, el Estado de México y Oaxaca. 7.-Chinicuil (o gusano de mezcal). Se recogen como larvas a finales de agosto y para septiembre nacen estas orugas de color rojo. Generalmente se tuestan en un comal y se comen en tacos acompañados de guacamole. Oaxaca e Hidalgo son los estados donde es más común encontrarlos. 8.-Escamoles. Son conocidos mundialmente como “el caviar mexicano”. Son larvas de hormiga que se cosechan cada año, entre los meses de marzo y abril en los estados de Guanajuato, Hidalgo y Tlaxcala. 9.-Jumiles. Son chinches de campo comestibles, con un sabor tan característico que te inunda el paladar con una sensación entre salada y amarga. Es considerado como un manjar en Guerrero, Oaxaca e Hidalgo, y suelen ser mezclados en caldos, salsas y guacamole. 10.-Libélulas. Sí, ¡también las comen! Hay alrededor de seis especies que se consumen en estado de ninfas. Es común encontrarlas en platillos de Sonora, Hidalgo y el estado de México. de10.com.mx

Comentarios