Crisis en Venezuela por falta de papel higiénico

Crisis en Venezuela por falta de papel higiénico

En Venezuela para llenar el carrito del supermercado hay que hacer una procesión, como si se tratara de las visitas a los siete templos en Semana Santa. Pero desde hace varias semanas el papel higiénico destaca entre las ausencias.

La escasez de este producto no es, sin embargo, tan cíclica como la de harina, pollo, desodorante, aceite de maíz, azúcar y queso.

El papel higiénico está incluido en una lista de bienes vendidos a precios regulados por el Ejecutivo, de acuerdo con lo dispuesto en febrero de 2012 por la Superintendencia Nacional de Costos y Precios.

Desde entonces las empresas decidieron reducir el tamaño de los rollos y seguir supliendo la demanda. Pero el pasado mes de abril las estanterías se vaciaron.

Para aplacar el déficit el Gobierno anunció que importaría el equivalente a 50 millones de rollos de papel higiénico. “Le decimos a nuestro pueblo que se tranquilice y comprenda que no debe dejarse manipular por la campaña mediática de que hay escasez”, dijo el ministro de Comercio, Alejandro Fleming, a la Agencia Venezolana de Noticias.

El funcionario justificó la ausencia de papel higiénico con una cuenta que ha provocado toda clase de bromas en las redes sociales. Dijo que “no hay deficiencia en la producción”, porque el consumo mensual es de 125 millones de rollos “y hay una sobredemanda” de 40 millones. “¿Cómo hizo para hacer ese cálculo?”, se preguntó César Miguel Rondón, el periodista más escuchado de la radio en Venezuela. A continuación leyó un mensaje llegado a su cuenta Twitter: “Si esa cuenta es cierta habrá que administrarse porque a los venezolanos les toca 1,5 rollos por persona”.

El Gobierno considera que la escasez es consecuencia de las compras nerviosas y de una campaña de la oposición para desestabilizar a Maduro, cuya legitimidad ha sido cuestionada debido al estrecho margen que obtuvo sobre su contrincante, Henrique Capriles, en las elecciones del pasado 14 de abril, y las denuncias de irregularidades en el acto de votación. En contrapartida, el empresariado afirma que el desabastecimiento obedece al control de cambios vigente en el país desde hace una década y a la inestabilidad política que ahuyenta la inversión. Es una confrontación constante. La respuesta más clara a esta situación la dio hace cuatro años, en una entrevista con el diario venezolano El Universal, el ministro de Planificación, Jorge Giordani: “El socialismo se construye a partir de la escasez”.

Comentarios