Sin utilizar, 700 mdp para mejorar las prisiones: Sales

Sin utilizar, 700 mdp para mejorar las prisiones: Sales

México.- A poco más de un mes de que termine el año, 700 millones de pesos del Fondo de Aportaciones de Seguridad Pública están a punto de volver a las arcas de la Tesorería de la Federación, porque los recursos que están destinados para atender las necesidades de los centros penitenciarios del país no han sido utilizados.

En los últimos meses, diversas entidades han enfrentado problemas en sus cárceles, donde los reos se han amotinado y demostrado que ellos pueden tener el control de las prisiones.

El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, mencionó que los recursos etiquetados pueden ser usados para la compra de medicinas, uniformes, o lo que se requiera para mejorar las necesidades de los centros penitenciarios, incluso para artículos deportivos, éstos últimos que permitan a los reos distraerse y disminuir la violencia al interior de los penales.

En entrevista con Carlos Marín en El asalto a la razón que transmitió MILENIO Televisión, Sales fue cuestionado sobre la falta voluntad política por parte de los gobiernos estatales para atender el tema de las cárceles. El funcionario federal respondió:

“Creo que porque no es un tema políticamente rentable, porque cuesta mucho trabajo explicarle a la sociedad que hay que darle de comer bien a los internos, cuando no le puedes dar de comer bien a los que están en la colonia “X”, afuera.

“Lo que se olvida, es que éstas personas están a disposición del Estado y el Estado tiene una posición de garante con respecto a ellas, muchas de esas personas que están en un centro penitenciario, o son primos o hermanos, o sobrinos, o madres de quienes viven en esa colonia “X”, donde no se come suficientemente bien.

“Tampoco se advierte que un centro penitenciario desordenado, controlado por los delincuentes, es un centro desde el cual se delinque al exterior, no solo al interior. Se extorsiona, se roba y se secuestra”, explicó.

En México hay 365 prisiones, de las cuales 20 son federales. En total, hay 210 mil internos, de los cuales 21 mil están cárceles federales.

El comisionado ofreció la semana pasada a los gobiernos estatales recibir a todos los reos que enfrentan procesos penales del orden federal, que se estima son 10 mil, pues en las cárceles federales no hay sobrepoblación.

Necesario, revisar delitos

Cuestionado sobre los señalamientos que hizo Miguel Ángel Mancera, quien alertó sobre la excarcelación de 11 mil personas, motivo por el cual es necesario hacer una revisión de algunos delitos que deben contar prisión preventiva, Renato Sales coincidió con el jefe de Gobierno de Ciudad de México.

“Creo que tiene razón (Mancera) en preocuparse. Lo que está sucediendo es que se está aplicando el (artículo) transitorio del Código Nacional (de Procedimientos Penales) y se está revaluando a una gran cantidad de personas que quizá nunca tuvieron que entrar a prisión”, expresó.

El comisionado recordó que en la Ciudad de México el delito de robo se agravaba por cualquier circunstancia, por lo que excedía del término aritmético de cinco años y ameritaba prisión preventiva. Es decir, la persona que se robó el tapón de un coche, como era un hurto de autoparte, inmediatamente se iba al reclusorio, sin derecho a caución. Igual que el que se sube a un autobús con un arma.

“¿Qué es lo que sucede? Que tal vez por el tiempo que transcurrieron en prisión, tres, cuatro, cinco o seis años, pues no precisamente aprendieron lo mejor y no están listos para reinsertarse. La preocupación es válida”, dijo.

Indicó que es necesario hacer una revisión a algunos de los delitos que ameritan prisión preventiva u oficiosa a partir del artículo 19 constitucional.

“Ahorita, solamente ameritan prisión preventiva oficiosa (los delitos de) homicidio, violación, secuestro y trata”, añadió.

A la lista de delitos que habría que agregar, detalló, es la portación de arma de fuego, particularmente armas largas, armas de asalto.

A la baja, ingreso de rateros a penales capitalinos

Aunque ocho de cada 10 detenciones son por delitos como el robo, en los reclusorios de Ciudad de México los reos acusados de este ilícito van en descenso.

En 2016, las autoridades penitenciarias reportaron 14 mil 267 reos vinculados al robo agravado y otros 293 al robo simple; este año la cifra disminuyó a 13 mil 34 y 198, respectivamente, consecuencia de las bondades del Sistema de Justicia Penal Acusatorio que entró entre enero de 2015 y junio de 2016.

A partir de esas fechas los jueces conceden la libertad a los detenidos acusados de robo simple y cuando no empleen la violencia, también pueden llegar a un arreglo conciliatorio con la víctima.

En 2016 ingresaron a los reclusorios 4 mil 218 por robo agravado y en lo que va de este año la cifra apenas llega a 674 detenidos. Respecto a las ex carcelaciones, el año pasado hubo 8 mil 77 y hasta junio de 2017 eran 2 mil 265.

Un recurso que utiliza el ministerio público para agravar la situación jurídica de los detenidos y evitar su libertad es acusarlos de delincuencia organizada documentando su participación en el delito en complicidad de varios sujetos.

Comentarios