Sin muro no tendremos país, dice Trump en frontera

Sin muro no tendremos país, dice Trump en frontera

Ciudad de México.- El presidente Donald Trump defendió su proyecto para la construcción del muro en la frontera con México, al asegurar que sin una barrera física Estados Unidos dejará de existir como nación.

"Si no tenemos un sistema de muros, no vamos a tener un país", dijo Trump frente a los ocho prototipos de muro, acompañado por el jefe de la Patrulla Fronteriza para el sector de San Diego, Rodney Scott.

"Hay muchos problemas en México, tienen muchos problemas allí y tienen los cárteles, y (...) estamos combatiendo a los cárteles, los estamos combatiendo duro, nadie los combatió como nosotros, los combatimos duro", sostuvo Trump.

"Estamos hablando de escaladores profesionales, por eso estamos decidimos a actuar, pero de manera inteligente", djo el presidente estadunidense mientras sostenía unas fotos del antes y después de un segmento de la frontera en San Diego.

Trump dijo que los muros "han servido para contener a los 'ilegales'", en referencia a los dichos del gobernador de California, Jerry Brown, quien ha dicho que los fondos invertidos en la valla fronterizo bien podría destinarse a otras obras.

El presidente de EU dijo observar cientos de hoyos parchados en algunas de las rejas y afirmó que esas barreras no son lo suficientemente fuertes. No obstante, al final reconoció que quizá será necesaria alguna barrera que les permita ver qué ocurre en el lado mexicano.

El mandatario criticó la administración de Brown y dijo que su gestión ha de jado mucho que desear, "estamos viendo un mal uso del dinero del contribuyentes", dijo.

El mandatario volvió a arremeter contra las políticas de las ciudades santuario, mismas que aplican en California. "En las ciudades satuario dan refugio a criminales", dijo Trump, comentario similar al vertido hace unas horas en su cuenta de Twitter.

"Las 'políticas santuario' de California son ilegales e inconstitucionales y ponen en riesgo la seguridad de toda nuestra nación. Miles de criminales extranjeros, peligrosos y violentos son liberados como resultado de políticas santuario", tuiteó. La primera visita como presidente de Estados Unidos a este bastión demócrata de la costa oeste se produce en un momento de alta tensión entre su gobierno republicano y el estado más populoso del país, especialmente en asuntos migratorios, medioambiente y control de armas.

Comentarios