Presenta Raúl García Ruiz libro Syn Dike

Presenta Raúl García Ruiz libro Syn Dike

Son las 10 de la mañana, nuestra cita es en el Centro Cultural de las Fronteras específicamente en la librería universitaria, llegamos puntuales y nuestro invitado ya estaba ahí. Vestimenta casual, sonrisa franca, libreta sobre escritorio y libro en mano.



Y así inicio nuestra charla con Raúl García Ruiz.

P: ¿Hace rato que no nos veíamos, que novedades nos trae?

RG: Buena tarde, me da gusto saludarlos, agradecerles el espacio y la invitación a platicar. Efectivamente habíamos estado un poco fuera del radar público. Que eso no significa que no estuviéramos pendientes del acontecer de nuestra ciudad. Estábamos dedicados a nuestros negocios, a la familia, preparándonos académicamente en la cuestión notarial, leyendo un poco de todo y últimamente escribiendo.

P: ¿Escribiendo?

RG: Así es, preparando nuestra tercera obra literaria. Puentes Azules (2010) fue nuestro debut, 3 años después dimos a conocer Arquitectura Azul y como te digo en este 2018 estamos muy contentos de presentar ante los juarenses nuestro apunte más recientes denominado Syn-Dike.

P: suponemos que es de política jeje:

RG: Bueno, hay quienes viven para el deporte, para la ciencia, para la docencia, otros encontrarán plenitud en el arte paz en la religión. Yo me he desarrollado en el quehacer público y son esos temas los que me llaman, me nutren y de los cuales trato dejar constancia para consulta y referente de generaciones futuras.

P: Platícanos de la obra.

RG: Está nueva entrega la hemos denominado “SynDike” supervisión del caudal público. El título nos remonta a la antigua Atenas donde se originó la unión de Syn, que significa con,y Dike que es justicia. Este término se usaba para nombrar a quienes protegían a las personas, a las leyes o a la comunidad en general. Es lo que ahora conocemos como Sindicatura.

P: Sindicatura?

RG: Así es, a pesar de ser relativamente nueva esta figura en el Estado de Chihuahua (1998) la figura del Sindico existe en varios estados de la Republica y en varios países no solo de Latinoamérica, es el cargo de control y fiscalización en pos de la justicia.

P: Y porque hablar de este tema?

RG: déjame comentarte que estuve charlando de diversos temas con el mtro. Jesús Rodríguez Alonso, quien es catedrático de la UACJ, y llegamos al punto de convergencia de que la figura de la Sindicatura y la labor del Sindico como tal, es todavía desconocido por la mayoría de las personas, y aprovecho para realizarte esta pregunta:

¿Pueden los ciudadanos tener certeza que el tesoro público está seguro en las manos de los administradores públicos?

Nunca. Menos ahora que la desfachatez envuelve a los funcionarios en su ignominiosa tarea de administrar el erario público. Los calificativos no son gratuitos. Tampoco son producto de la visceralidad. Se los han ganado a pulso; saltan la ley, se brincan la norma, sin que medie justicia para evitarlo.

En estos tiempos donde impera la pos verdad; el engaño y la desvergüenza privan en la actuación pública.

Ejemplos tenemos por decenas en estos últimos seis años. Gobernadores detenidos, otros en plena y franca fuga. Alcaldes acusados por Senadores de la Republica, otros tantos con observaciones de las auditorias superioras de los estados. Diputados acusados de pedir porcentajes para bajar recursos a municipios. Organizaciones de la sociedad civil manifestándose y denunciando irregularidades de los alcaldes municipales para tratar de evitar que realicen negocios personales. Este es el escenario en el cual nos encontramos y ante el cual la figura de la Sindicatura adquiere un interés fundamental.

Así que un buen día nos propusimos pasar del dicho al hecho y armar entre los dos este compendio que hoy de manera gustosa estamos dando a conocer. Estoy contento con el resultado. Creo que la colaboración del Mtro. Rodríguez le da un equilibrio importante a la obra. El le imprime el toque académico y tu servidor el toque político que no puede estar ausente en una labor de esta naturaleza.

P: Con estos antecedentes que nos da, que encontraremos entonces en la obra?

R: , Buscamos acercar al lector al elemental significado de lo que es la Sindicatura, repasar sus funciones, atribuciones, organigrama, presupuesto ejercido, síndicos anteriores, reformas constitucionales, entre otros apuntes y que juntos descubramos su importancia. Pero, sobre todo dejar patente que no se trata de un cargo de contrapeso al poder. Ni contrapeso, ni comparsa.

Es un cargo que pone en relieve la honestidad o deshonestidad del funcionario, y con la ley como garante de solvencia pública, el ciudadano confiará en la corrección inmediata de los malos desempeños, y tendrá certeza del buen ejercicio del caudal público.

Los mexicanos no tenemos confianza en que las propias instituciones hagan su labor contra la corrupción. De otro modo, la sindicatura como actualmente está regulada, sería suficiente para controlar el ansia que consume al funcionario corrupto.

Por eso hubo reformas constitucionales en los últimos meses y además nació la ley anti corrupción del Estado de Chihuahua, en la cual se le da el nivel de órgano interno de control del municipio. Estamos también proponiendo un código deontológico que regule también el funcionamiento de la sindicatura, para mayor garantía de que quien llegue a esta entidad fiscalizadora, tenga también control del personal que labora en ella.

A manera de colofón, puntos concretos que a mi juicio deberá poseer el titular de la sindicatura para el buen desempeño de su función.

La publicación está pensada así, con temas concretos, breves, para su fácil digestión.

P: Interesante sin duda el contenido, esperemos leerlo pronto.

RG: Espero que así sea, es un llamado a la reflexión de uno de tantos temas que tenemos en nuestro entorno político. Está disponible en varias librerías de la ciudad, de igual forma estaremos haciendo algunas presentaciones en bibliotecas, centros educativos. Nuestro objetivo es llegar al mayor número de juarense posible, con la única finalidad de que conozcan, evalúen y puedan tomar una mejor decisión.

Comentarios