'Gané las elecciones limpiamente', asegura presidente de Guatemala

'Gané las elecciones limpiamente', asegura presidente de Guatemala

GUATEMALA.- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, sobre quien pesa una solicitud de desafuero por la posible comisión de un delito de financiación electoral ilícita durante la campaña que lo llevó al poder, aseguró hoy que ganó las elecciones "limpiamente".

"La República tiene establecido con un proceso democrático como se eligen sus autoridades y yo fui electo democráticamente, limpiamente, transparentemente. Qué lindo es hablar así porque los puedo ver a los ojos a todos", aseguró Morales en la presentación del Programa Educativo con Pertinencia Cultural y Lingüística.

Durante su intervención, el jefe de Estado dijo que el suyo no es un discurso político para ganar votos porque ya ganó las elecciones, sin embargo, indicó que "hay otros que quieren ganar posiciones" aunque no sabe "si quieren ganar elecciones".

Después de que el Congreso eligiera al azar a los cinco diputados que conforman la comisión pesquisidora que investigará si hay indicios para retirarle la inmunidad al presidente, Morales explicó que el testimonio que quieren usar en su contra, y que lo acusa de recibir financiación electoral ilícita, dice "no recibió, no quiso recibir".

El presidente -quien se retiró sin dar declaraciones a los medios de comunicación, a los que no atiende desde hace meses- señaló que es importante sacar este tema ante "la comunidad educativa" para enseñarles a los niños "a pelear por la República", una "libre" y soberana".

Será la comisión del Parlamento la que elabore un informe para recomendar al pleno si se debe retirar o no la inmunidad al presidente y que así pueda ser investigado, pero no es un documento vinculante y serán los diputados con su voto (105 de los 158 necesarios) los que decidan sobre este proceso.

De acuerdo con la investigación, Morales, en su calidad de secretario general del Partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), recibió en 2015 contribuciones de forma anómala y no las registró en los libros contables de la organización política, un caso por el que varios de los grandes empresarios del país admitieron su responsabilidad.

El dinero fue utilizado para pagar a los fiscales de mesa en la primera y segunda vuelta, después de que Morales asegurara durante la campaña que no quería recibir contribuciones privadas para distanciarse de los partidos tradicionales. El aporte económico también se usó para pagar volantes y calendarios y capacitar a Morales y su vicepresidente, Jafeth Cabrera.

La suma de financiamiento anónimo, de acuerdo con las pesquisas preliminares, asciende a un total de 7,920,375 quetzales (más de un millón de dólares) no reportados al Tribunal Supremo Electoral.

Fuente: Excélsior

Comentarios