Cancela EUA el Tratado de Amistad de 1955 con Irán

Cancela EUA el Tratado de Amistad de 1955 con Irán

Estados Unidos canceló el miércoles un tratado con Irán de 1995 que estableció relaciones económicas y derechos consulares entre ambas naciones, luego de que el máximo tribunal de Naciones Unidas le ordenó a Washington suspender las sanciones que impuso a Irán y que afectan a bienes humanitarios.

En realidad la medida es mayormente simbólica, pero resalta el grave deterioro de las relaciones entre los dos países.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, dijo a los reporteros el miércoles que la terminación del Tratado de Amistad de 1955 se debió haber hecho hace tiempo y que Irán había presentado “sin fundamento” una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) contra las sanciones argumentando que éstas violan el tratado. Los iraníes han estado violando ese acuerdo “desde hace mucho tiempo” y “debimos haberlo cancelado hace décadas”, dijo Pompeo.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, elogió el fallo del tribunal internacional, tuiteando que “es otro fracaso de este gobierno estadounidense tan adicto a las sanciones” y una “victoria para el estado de derecho”. Exhortó a todos los países a “contrarrestar este unilateralismo maligno” y acusó al gobierno de Washington de ser “un régimen renegado”. El tratado fue firmado cuando Estados Unidos e Irán eran aliados, después de la revolución de 1953 fomentada por Gran Bretaña y Estados Unidos y que al final allanó el camino para el régimen del sha Mohamad Reza Pahlavi.

Fue uno de muchos tratados forjados en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, cuando Estados Unidos estaba tratando de crear alianzas con una gran cantidad de países para contrarrestar a la Unión Soviética. Como muchos de los otros pactos, éste buscaba estimular las relaciones económicas y regular los lazos diplomáticos y consulares.

Su primera cláusula declara: “Debe haber una paz duradera y firme y una amistad sincera entre Estados Unidos e Irán”.

Los dos países rompieron relaciones diplomáticas tras la Revolución Islámica de 1979, la toma de la embajada estadounidense en Teherán y la subsiguiente crisis de los rehenes. A pesar de ello, el tratado seguía en vigencia.

Pompeo dijo que está por verse la repercusión que tendrá decisión estadounidense de salirse del pacto. “Esto para nosotros fue una oportunidad para demostrar la irracionalidad” del tratado, expresó.

El presidente Donald Trump decidió restaurar las sanciones en mayo, después de retirar a Estados Unidos de un acuerdo internacional según el cual se le levantarían ciertas sanciones económicas a Irán a cambio de límites a su programa nuclear. Irán presentó una denuncia contra las sanciones en julio ante la Corte Internacional.

En un fallo preliminar, la CIJ le había ordenado a Washington “retirar, por el medio de su elección, cualquier impedimento a raíz de la reimposición de sanciones sobre las exportaciones de medicinas, equipos médicos, alimentos, productos agrícolas y equipos necesarios para garantizar la seguridad de la aviación civil”.

Al limitar la orden a los bienes humanitarios y al transporte aéreo de civiles, el fallo no cubrió tanto como deseaba Irán.

Por otra parte, fuentes oficiales estadounidenses que pidieron no ser identificadas dijeron que Estados Unidos también se retirará de una enmienda a la Convención de Viena que Irán y otros, particularmente los palestinos, podrían usar para demandar a Estados Unidos ante la CIJ. Las fuentes dijeron que habrá un anuncio inminente sobre el tema.

Fuente: Eleconomista.net

Comentarios